Lotería de San Valentín: ¡sorprende regalando 15 millones!

15.000.000 € dan para disfrutar mucho juntos. ¡Este año, sorprende regalando una ilusión que solo te costará 15 euros!

¿Recuerdas aquel año en que te regalaron un viaje a San Francisco con hotel de lujo incluido? Sí, el mismo en que tú regalaste una camiseta que no le quedaba bien. Si aún te acuerdas de tu semana con la cara roja, o si tienes miedo de pasarte con el regalo de este año, tenemos la solución.

¡Y vaya solución! Como cada año por estas fechas, los profesionales de la ilusión preparamos el Sorteo Extraordinario de San Valentín: ¡quince millones de euros son capaces de demostrar mucho amor!

¿Cómo funciona el Sorteo Extraordinario de San Valentín?

Empecemos por lo más interesante. El fondo de premios  del sorteo de lotería de San Valentín 2021 es de 105.000.000 €. Es decir, si no os cae el primer premio, no os enfadéis: ¡hay un montón de oportunidades de llevaros un buen pico!

Y es que, además del premio especial de 15.000.000, este año optáis a un segundo premio de 1.300.000€ a la serie (130.000€ al décimo) y un tercer premio de 250.000€ a la serie (25.000€ al décimo). Y luego, por supuesto, están las aproximaciones, pedreas, reintegros… ¡un sorteo rentable a la par que romántico!

Además, quizá te interese saber que el Sorteo Extraordinario de San Valentín se celebra en el mismo horario que el resto de sorteos de Lotería Nacional. Esto quiere decir que dará comienzo a eso de las 13:00 (por si quieres preparar algo especial a su alrededor, como regalarlo en el aperitivo).

Orígenes de San Valentín

Como tantas historias míticas, el origen de San Valentín está envuelto en la leyenda y el misterio. Pero aunque el panteón incluya varios mártires del mismo nombre que comparten  celebración, uno de ellos destaca sobre sus compañeros: San Valentín de Roma.

La versión más popular de su leyenda se remonta al Siglo III D.C. El por aquel entonces emperador Claudio II no aprobaba que los  jóvenes del Imperio se casasen y formasen familias en lugar de cumplir su papel como fuerza de combate. Es por ello que un sacerdote romano, nuestro Valentín, casaba clandestinamente a soldados con sus damas en rincones ocultos del Imperio.

Al descubrir las actividades de San Valentín, Claudio mandó atraparlo y traerlo frente a él para que se excusara. Cuenta la leyenda que el emperador  solo pretendía amonestarle y, si se daba el caso, expulsarle a una villa fuera de Roma. Pero envenenado de otros altos funcionarios lo mandó decapitar.

Un par de siglos más tarde, la Iglesia Católica ya funcionaba como la religión oficial romana, y se enfrentaba a la tarea de borrar o asimilar los cultos anteriores para confirmar su hegemonía. Nunca perezosa a la hora de aprovechar una buena historia, la Iglesia usó a San Valentín como figura para sustituir a las fiestas lupercales que se celebraban el 15 de febrero, que tenían demasiado paganismo, desnudez y sacrificio para su gusto.

Junto a esta historia “oficial”, San Valentín es el protagonista de multitud eventos y engendrado distintas leyendas a lo largo de la Historia.

De la tradición al boom comercial

Por supuesto, todas estas historias originarias se pierden en mayor o menor medida en la niebla del tiempo. Pero sí que sabemos a ciencia cierta cuándo San Valentín se convirtió en una fiesta comercial. Y es que aunque no lo inventase El Corte Inglés, el dicho no le anda lejos.

El primer uso comercial de San Valentín del que tenemos registro se remonta a 1850. A la artista y empresaria norteamericana Esther Howland se le ocurrió vender las primeras felicitaciones para el día de los enamorados, con tal éxito que esperando recibir 200$ recibió 5.000$ en pedidos.

Este éxito se repitió el año siguiente, y al otro, y al otro, hasta que los comercios de la zona lo aceptaron como una tradición. Con el tiempo, a las felicitaciones se fueron añadiendo detalles habituales en las celebraciones, como los bombones o las rosas, dando pie al San Valentín que conocemos hoy en día.

Como curiosidad final, la festividad se quitó del calendario eclesiástico en 1969 como parte de los esfuerzos de la Iglesia por eliminar santos de un origen posiblemente legendario, pero siguió siendo celebrada en parroquias locales por las iglesias ortodoxa, anglicana y luterana. No sería hasta 2014 cuando que el Papa Francisco decidió volver a participar en la celebración de San Valentín, en un intento por devolverle el sentido religioso a esta festividad.

Anuncio del Sorteo de San Valentín 2021

Los anuncios de la Lotería son toda una tradición dentro de la tradición. Bien es cierto que LAE no se prodiga excesivamente en sus anuncios televisivos, pero los pocos que hace al año son siempre motivo de celebración.

Tras el emotivo anuncio de  La Bien Querida y su Muero de Amor, que a su vez sucedió a un simpático Cupido de andar por casa, este año tenemos un guiño a una costumbre compartida por todas las parejas. Y es que, cuando lleváis suficiente tiempo  juntos, a buen entendedor pocas palabras bastan.

Tres consejos rápidos y fáciles para disfrutar de un San Valentín perfecto

Si quieres hacer de tu regalo algo realmente especial, ¡no descuides su presentación! Para hacer de tu décimo algo auténticamente memorable, aquí tienes tres ideas fáciles y efectivas para quedar de cine.

  1. Añade un toque personal

Guarda tu décimo o tu resguardo en un primoroso sobre de los elaborados, ponle una bonita dedicatoria escrita a mano con buena letra… ¡haz de un humilde trocito de papel algo realmente emocionante! Da rienda suelta a tu imaginación y demuéstrale cuán importante es para ti.

  1. Haz que tu número sea el de la fecha de tu aniversario

El clásico que nunca falla: ¡donde no llegan las palabras llegan los números! Haz de vuestra fecha el símbolo de vuestro amor, y tentad a la suerte con todos los buenos momentos que habéis compartido durante los años en común.

  1. Dale a tu noche el toque mágico que se merece

Este año San Valentín cae en domingo. ¿Por qué no sacarle partido a la noche del sábado? Si la pandemia os hace quedaros en casa, eso no impide que puedas crear el marco perfecto para regalar tu décimo. Un atmósfera íntimo con media luz, música suave de fondo, una cena especial… ¡el truco está en los detalles!

¡Sorprende con el regalo más ilusionante!

Como te decía al principio, si quieres que este año sea realmente memorable, ¿por qué no pasar de los regalos típicos y tentar a la suerte en pareja? ¡El pastizal compartido siempre es mejor invertido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *